Aseguran Autoridades municipales que no hay documentación que soporte la realización de dicho mural y mucho menos se haya iniciado algún procedimiento contra el actual presidente municipal

En conferencia de prensa, el Secretario del Ayuntamiento, Rubén Reyes Madero rechazó cualquier daño a una obra artística del ex servidor público, Omar Daniel Bravo Moreno, debido a que la pintura, ubicada en el salón La Troje del Parque de las Esculturas, nunca fue registrada como patrimonio cultural del municipio, y se realizó indebidamente, pues utilizó su cargo de funcionario para su autopromoción, cuando pudo haber beneficiado a otro artista como era su obligación como autoridad.

Rubén Reyes Madero, la Directora de Desarrollo Humano, Arlen Ramírez Uresti, la Directora de Administración, Erika del Mazo Morales y el Director General de Servicios Jurídicos, Anselmo Zaragoza, rechazaron cualquier daño a un patrimonio municipal y por el contrario, informaron que se inició un procedimiento administrativo en contra del ex funcionario al haber utilizado un recinto para su autopromoción, empleando además recursos público, sin que la obra estuviera en ningún plan de trabajo de la pasada administración.

La Directora General de Desarrollo Humano, Arlene Ramírez Uresti, reiteró que todo lo que se encuentre dentro del salón, será dictaminado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y diferentes peritos arqueológicos, señalando que desde la administración pasada era necesario un permiso por parte del INAH para la colocación de una obra de arte contemporánea para ser colocado en un inmueble histórico que data del siglo XVIII.

«El mural de Daniel Bravo no está registrado en los archivos del Ayuntamiento, no existe como patrimonio municipal y se hizo sin autorización de ningún especialista y para lo cual, sólo se comprobaron gastos por poco más de 76 mil pesos y no de más de 2 millones de pesos como acusa el artista, quien se desempeñó como jefe de departamento de Difusión Cultural en el trienio pasado» dijo Arlene Ramírez.

Fotos conferencia de prensa (1)El manual de organización de esa dependencia, señala en su objetivo general la promoción de “artistas emergentes para beneficio de toda la población”, lo cual no ocurrió pues por el contrario, se realizó una obra para autopromoción sin autorización, explicó la Directora.

La falta del registro para la elaboración del mural, recae en una violación de los artículos del 6 al 9 de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos Artísticos e Históricos.

Debido a esto se dictaminará el daño al inmueble por la colocación del mural y se valorará el procedente retiro por ser una corriente artística fuera de contexto, si fuera el caso.

Cabe señalar que la elaboración del mural en el salón La Troje, no estaba contemplado dentro de algún programa de trabajo y se invirtió de acuerdo a los registros, una cifra de 76,214.71 pesos. En los archivos municipales no existe documento alguno que confirme la supuesta donación del trabajo del ex servidor al gobierno local, quien no concurso la obra, incurriendo en otra anomalía que pudiera ser objeto de sanción por la autoridad.

Hasta el momento, ni el ejecutivo municipal ni ningún miembro del Ayuntamiento han sido requeridos por autoridad alguna por el supuesto daño a la obra artística y llegado el caso, se actuará conforme a derecho y en función de las acusaciones que hizo el ex servidor público.

Por su parte el

 

Finalmente y al termino de la Conferencia de Prensa, se entrego un documento donde se hacen las siguientes aclaraciones.

En relación a la supuesta denuncia entablada por el ex servidor público del Municipio, Omar Daniel Bravo Moreno, el Ayuntamiento de Cuautitlán Izcalli se permite hacer las siguientes aclaraciones:

  1. La administración pública en funciones quiere dejar claro que la administración 2013-2015 nunca registró como patrimonio cultural el mural al que hace referencia en una nota periodística, su dimensión o características; no notificó su existencia ni siquiera en el acta entrega-recepción. Fue elaborado indebidamente por un funcionario público en servicio, empleando tiempo de su cargo, favoreciéndose con recursos públicos para su promoción personal, cuando pudo haber beneficiado a otro artista como era su deber como autoridad, por lo que deberá responder ante la Contraloría Municipal y las autoridades correspondientes si en su momento manifestó conflicto de intereses al adjudicarse para sí mismo la ejecución de la obra siendo funcionario público.
  2. Ni el Ayuntamiento, ni el titular del ejecutivo municipal han sido requeridos por alguna autoridad por denuncia o querella alguna en su contra en relación a este tema.
  3. El titular del ejecutivo municipal actual no ha participado en trabajo alguno de pintado, enyesado del casco de la Hacienda de la Troje o de alguna otra instalación, al no ser parte de sus funciones ni en la Constitución Política del Estado de México, Ley Orgánica municipal o el bando municipal en vigor. Por lo que esperamos que el ex funcionario tenga pruebas del delito penal que está imputando al ejecutivo municipal como ejecutor del supuesto daño.
  4. El señor Omar Daniel Bravo Moreno, según su expediente era pasante de veterinario, sin educación formal artística, cuando fue funcionario del Ayuntamiento del 1 de enero del 2013 al 31 de diciembre del 2015, tiempo en el que devengo un ingreso total de aproximadamente 900,000 pesos por el cargo de jefe de departamento de Difusión Cultural que ocupó durante el trienio, no como Subdirector de Cultura como se ostentó en la nota periodística y sus funciones estaban descritas en el Manual de Organización de la Dirección de Educación y Cultura que establecían que debería de promover a artistas emergentes, entre otras funciones. (se anexa comprobante)
  5. Sin embargo, siendo funcionario público se auto adjudicó el proyecto sin haber puesto a concurso la realización de la obra. Auto gestionó la asignación de recursos por el orden de 76,214.71 pesos para una obra que no aparece en su programa de trabajo, no está presupuestada y ayudaría a su promoción personal y prestigio profesional violando la Ley de Servidores Públicos del Estado de México y municipios. Cabe destacar que el entonces titular del área de difusión Cultura empleó sus horas de trabajo para la ejecución de la obra, acción que no está descrita en ninguna de las obligaciones de su cargo, violando nuevamente de manera expresa y sistemática la Ley ya citada. (se anexan funciones)
  6. El Ayuntamiento presentó una denuncia en Contraloría contra del ex servidor público Omar Daniel Bravo Moreno por la probable responsabilidad administrativa por estas conductas y analizando la querella correspondiente ante el Ministerio Público.
  7. La obra citada por el ex funcionario no fue registrada como patrimonio municipal por la entonces Subdirección de Cultura, no está inventariada, no aparece en el archivo documento que avale una petición al respecto, ni ante la Unidad de Patrimonio de la Secretaría del Ayuntamiento, ni en el acta de entrega-recepción de la Dirección General Administración, unidad responsable del resguardo del Salón La Troje, inmueble del Siglo XVIII, donde se encuentra el citado mural. Tampoco queda acreditado que ni en la anterior administración, ni en esta,  el citado mural esté protegido por la Ley de Derechos de autor o derechos conexos o valuado.
  8. El Ayuntamiento presentó también una querella ante la contraloría por la omisión de este trámite por parte de la entonces Subdirección de Cultura, a pesar de que en la elaboración del mural se emplearon recursos del erario municipal y un funcionario público en servicio, indebidamente, participó en su elaboración.
  9. Los trabajos del ex funcionario violaron la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas arqueológicos, artísticos e históricos que en sus artículos 6 al 9 establecen que debió solicitar el permiso y la supervisión del INAH para trabajar sobre los muros de un inmueble del siglo XVIII y colocar una obra contemporánea.
  10. No existe en los archivos del Ayuntamiento ningún antecedente de dicho permiso. Ni de la supuesta donación citada por el ex funcionario.
  11. La Dirección General de Desarrollo Humano de este Ayuntamiento ha sostenido dos reuniones de trabajo con Danivia Calderón Martínez, subdirectora de Apoyo a la Inscripción y Enlace de Monumentos Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para catalogar y rescatar los bienes muebles e inmuebles históricos de Cuautitlán Izcalli, entre los cuales se encuentra el casco de la Troje. El Ayuntamiento se someterá al dictamen del INAH para determinar si los trabajos del ex funcionario Omar Daniel Bravo Moreno afectaron un patrimonio del Siglo XVIII al pintar sobre el mismo, sin la autorización requerida y nos sometemos al dictamen del INAH, quien será autoridad competente para determinar si hubo daño al inmueble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *