Cuautitlán Izcalli, Méx.- Para brindar mayor confianza a la población y erradicar la percepción negativa que se tiene del policía, elementos de Seguridad Pública y Prevención del Delito de la localidad llevan a cabo el Operativo de Proximidad Social en el municipio, mediante el cual se pretende establecer un mejor vínculo con los habitantes y estrechar las acciones de seguridad. 


El director de Seguridad Pública Municipal, Juventino Ramírez Alejandre, explicó que durante su recorrido por diversas colonias del municipio, “tocando las puertas de los vecinos”, los uniformados se presentan, mantienen comunicación directa con ellos y les informan sobre el quehacer en las áreas de seguridad pública y tránsito y la manera en que pueden mejorar los enlaces y relación. 

En este sentido, explicó que la aplicación de Whastapp ha sido de gran utilidad para la coordinación entre los mismos vecinos cuando enfrentan alguna eventualidad, y su reporte hacia los cuerpos de seguridad, mediante la misma herramienta, con un tiempo máximo de reacción de 4 minutos. 

Además de proporcionar números telefónicos de la corporación y de emergencia, los uniformados escuchan la problemática de los vecinos y los invitan a denunciar delitos y personas o actitudes sospechosas. 

“Ellos conocen a su gente, saben cuándo una persona o vehículo es extraño al lugar. Sólo si nos ponen al tanto de lo que sucede en su colonia, podemos hacer de Izcalli un municipio más seguro”.

El funcionario señaló que para realizar el Operativo se da el acercamiento con los Consejos de Participación Ciudadana (Copacis) para acordar junto con los comandantes del sector, los días para hacer la visita a las colonias, fraccionamientos, pueblos y unidades habitacionales.


“La responsabilidad de brindar seguridad no sólo significa mayor armamento, patrullas y policías, también conlleva brindar información, asesorar y capacitar a la población para que sepa actuar ante cualquier eventualidad; que tengan confianza en sus vigilantes y, sobre todo, en tener conciencia sobre la importancia de la denuncia”, destacó Juventino Ramírez. 

Finalmente comentó que además del número 911 -que recientemente entró en vigor en algunas partes del país para reportar emergencias-, los izcallenses pueden llamar al 066 o a los teléfonos directos 58 71 11 11 y 58 64 99 10.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *