Cuautitlán Izcalli, Méx.- Trabajadores voluntarios del servicio de recolección de residuos sólidos domésticos e industriales, piden a las autoridades municipales no renovar la concesión del servicio público municipal de recolección de basura ya que implicaría una merma en sus ingresos y poner en riesgo sus fuentes de empleo.

Los inconformes que habían programado una manifestación y bloqueos de vialidades principales de la alcaldía en demanda de que el gobierno municipal que encabeza Karla Fiesco, no autorice una renovación de concesión del servicio de recolección de basura, “que por seis años ha mermado los ingresos de los trabajadores voluntarios de recolección que son vecinos de esta misma municipalidad”, explicó Jafet Sainz, dirigente de la Alianza de Autotransportistas, Comerciantes y Anexas de México (ACME).

“La mayoría de los recolectores voluntarios son afiliados a ACME y por ello se les brinda el apoyo, y son quienes este lunes pretendían realizar una manifestación y bloqueos de vialidades, no obstante se decidió privilegiar el diálogo y la concertación con las autoridades municipales, por lo que esperaremos unos días más para que nos resuelva en la petición de una solución definitiva para que no se vuelva a concesionar el servicio de recolección”, explicó el dirigente.

Cabe mencionar que la semana anterior el segundo regidor Francisco Cahue, ingresó en asuntos generales de la sesión de cabildo la solicitud de que no se concesione el servicio de recolección de basura, y que con el recurso que se derogó por ese concepto tan sólo en 2021, se puedan adquirir de 7 a 10 unidades para uso municipal, además de luminarias y mezcla asfáltica para bacheo que necesitan las vialidades de Cuautitlán Izcalli.

Trascendió también que la alcaldesa Karla Fiesco ha dicho que hasta ahora el asunto de la concesión del servicio de recolección de basura en el municipio, es un tema que no está resuelto aún y pidió a los inconformes que en su momento revisará el tema.

En este municipio se generan diariamente más de 650 toneladas de desechos sólidos, entre domésticos, del comercio y de las industrias, parte de los cuales son el sustento de más de 800 trabajadores que voluntariamente laboran en la recolección y los cuales luchan por que no se reconcesione el servicio porque afectaría sus ingresos en propinas y la venta de materiales reciclables.

Según el dirigente de ACME, Jafet Sainz los trabajadores voluntarios son afiliados a este colectivo, pero de manera particular pertenecen a organizaciones como ARVBACI, URBACI y la Asociación de Boteros Voluntarios, quienes se dedican a recolección y venta de materiales reciclables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *