Cuautitlán Izcalli, Méx.- Para este 2018, la dirección de Medio Ambiente de Cuautitlán Izcalli tiene la meta de reforestar 55 hectáreas de zonas urbanas y naturales del municipio con la plantación de 12 mil árboles, cifra que se sumará a los 21 mil plantados en 2016 y 2017, con una cobertura de 100 hectáreas aproximadamente.

La titular de la dependencia, Mitzi Anda Rubalcava, informó que al corte del 4 de agosto, la campaña de reforestación lleva un avance de plantación de 5 mil 894 árboles con la participación de mil 168 personas -entre adultos y niños-.

A las faenas se unieron vecinos de la demarcación, así como personal de las empresas SAM CLUB, Becton Dickinson México, BINNEY & SMITH México, Android de México, Decoplas S.A de C.V.; así como del Tecnológico de Estudios Superiores Cuautitlán Izcalli (TESCI), CETIS 136 y Colegio Fresnos A.C.; y de las asociaciones civiles Sitio de Taxis Fraccionamiento San Antonio A.C. y Jóvenes Profesionistas al Servicio de México A.C.

De esta manera, agregó, se logró atender la ribera del Lago de Guadalupe, los jardines de instalaciones de los institutos educativos mencionados, así como parques, áreas verdes y camellones de siete comunidades: Urbi Hacienda Balboa; Campestre del Lago; La Floresta, Bosques del Lago; Bosques de la Hacienda, 1ra sección, y las unidades habitacionales Militar sur, Infonavit Centro y Norte CTM.

La funcionaria municipal destacó que estas actividades contribuyen a mantener arboladas y boscosas distintas áreas de la localidad, evitar la pérdida de los recursos naturales, generar buenos
suelos y sombra, y detener el calentamiento global.

Joel Mariano Martínez, jefe del departamento de Inspección y Restauración, detalló que las jornadas responden a solicitudes de los izcallenses, se tomaron en cuenta lugares estratégicos de Cuautitlán Izcalli y donde anteriores plantaciones no lograron sobrevivir.

Recordó que las reforestaciones urbanas incluyen árboles de especies adecuadas al tipo de suelo como algunos frutales, liquidámbar, cedro limón y blanco, bugambilias, trueno, pinos greggii y negro, calistem; éstos últimos se adaptan a tierras someras y son aguantadores, además de que a los vecinos se les proporciona información sobre el mantenimiento y cuidado.

Para recuperar la ribera del Lago de Guadalupe, donde prevalece terreno tepetatoso, se ha plantado pino greggii, en sustitución de viejos eucaliptos que registraron plaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *